Vie Jun 22, 2007 9:33 pm

Mar del Plata, Costa Argentina

A través de cuatro rutas Mar del Plata se enlaza con el resto del país: la 11 o interbalnearia, que la une con Miramar y las ciudades de la costa ubicadas hacia el norte; la 2, con Capital Federal; la provincial 226, con Balcarce y centro de la provincia de Buenos Aires y provincias del oeste y la provincial 88, con Necochea y sur de la Argentina. Mar del Plata cuenta con un aeropuerto de alternativa internacional, ubicado en el Kilómetro 398 de la ruta 2, donde operan Aerolíneas Argentinas, Austral, Lade y Cata.

Mar del Plata fue fundada el 10 de febrero de 1874 por Patricio Peralta Ramos, siendo declarada ciudad el 19 de julio de 1907. Dos son las suposiciones acerca de su nombre: que los indios calificaban a la playa aivin inalco, que significa brillante, relumbrante, y pudo dar origen al nombre de Mar del Plata o que el Río de la Plata se convirtió en esta ciudad, sobre el océano Atlántico, en Mar del Plata o Mar de Plata.

Conocida por La Feliz o La Perla del Atlántico, también tiene una interesante explotación agrícola ganadera y pesquera, a lo que se agrega una vasta actividad industrial, por ejemplo, tejidos, pesca, golosinas y canteras. La costa marplatense tiene accidentes geográficos que dejan a la vista las rocas que los componen, dando lugar a las distintas playas, entre las cuales la Bristol es la más conocida. El partido no tiene ríos, pero su topografía origina la formación de arroyos y lagunas.

Mar del Plata cuenta con 70 balnearios dotados en muchos casos con los servicios propios de los mejores balnearios del mundo. La mayoría cuenta con estacionamiento propio, restaurante, snack bar, video juegos y juegos infantiles, guarderías, canchas de paddle, tenis y fútbol 5, alquiler de motos, ski, botes y piletas. En el complejo Punta Mogotes se agrupan algunos de los más modernos. Los más conocidos son: Punta Iglesia, Torreón del Monje, Alfonsina Storni, entre otras.

La ciudad tiene 47 Kilómetros de playas, con bahías que alternan con acantilados rocosos. A pesar de no contar con playas anchas, la belleza del litoral marítimo marplatense, donde mucho ha tenido que ver la mano del hombre, es insuperable. Playas tranquilas, sobre todo en las zonas norte y sur, hacia el lado de Chapadmalal, alternan con muy concurridas, como la Bristol, La Perla o el Complejo Punta Mogotes, inaugurado en enero de 1981.

La playa La Perla se encuentra comprendida en el tramo que delimitan el Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos y la Diagonal Alberdi. En la zona podemos visitar Punta Iglesia y Escollera Sur, donde estuvo emplazado el primer puerto marplatense. Siguiendo el paseo Adolfo Alsina, se obtiene una magnífica vista panorámica de la parte norte de la ciudad y, en un atractivo paseo peatonal, se ven bellos monumentos, como el del doctor Florentino Ameghino, paleontólogo argentino que realizaba investigaciones en la zona, y el de la poeta Alfonsina Storni, que se suicidó internándose en las aguas de esta playa en 1938.

Siguiendo por Peralta Ramos, se llega a la plaza España, donde sobresale el monumento a Cervantes. Enfrente, en avenida Libertador 2999, está el museo de ciencias naturales Lorenzo Scaglia, que brinda una amplia muestra de paleontología, arqueología y zoología, además de un acuario con peces de la zona.

En Boulevard Marítimo y Córdoba está la plazoleta Capitolina, donde se destaca el monumento a los italianos caídos en todas las guerras. También en Córdoba, pero al 1300, se encuentra la capilla Santa Cecilia, construida en 1873 en memoria de Cecilia Robles, esposa del fundador de Mar del Plata.

Retornando al Boulevard se llega al punto panorámico Loma de Santa Cecilia, lugar especial para sacar fotografías y donde hay mansiones de principios de siglo.

Playa Grande se extiende entre la escollera Norte y el parque San Martín, ubicado sobre el Boulevard Marítimo, en un sitio donde se aprovecharon los desniveles del terreno para combinar un cuidado césped con canteros de flores, partes rocosas y caminos inferiores, que dan suma belleza a la zona. Cerca de allí, se construyó un hotel cinco estrellas y está la calle Alem, preferida por los jóvenes.

El espigón Varese, que da nombre al lugar en la Playa Varese, fue construido para frenar la erosión marina en ese sector de la costa. En el paseo Jesús de Galíndez, entre el 2000 y 4300 del boulevard costero, hay un cuidado parque y se obtiene una excelente vista panorámica.

Playa Chica es un espacio reducido, que por sus características es ideal para tomar sol en los días de viento.

En la zona del boulevard Peralta Ramos y Alvarado se encuentra el cabo Corrientes, que fue declarado lugar histórico, para recordar la presencia del almirante Guillermo Brown y su flota en 1826.

Sobre la avenida Martínez de Hoz, hacia el sur, está el complejo Punta Mogotes. Son 24 balnearios que cuentan con todas las comodidades e instalaciones complementarias, como locales comerciales, lugares de comida, playas de estacionamiento, juegos infantiles y canchas de diversos deportes. En sus lagos artificiales, paralelos a la costa, se pueden practicar deportes náuticos y todo el complejo está parquizado, intercomunicándose los balnearios por calles inferiores a las que se suma una rambla de tres Kilómetros.

El Faro de Punta Mogotes está en los terrenos de la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina y es uno de los más antiguos del país, ya que fue construido en 1891. Su sistema de radio puede ser captado a más de 150 millas de distancia, lo que resulta indispensable en esta zona de intensas nieblas.

A 22 Kilómetros de la ciudad, hacia el sur, la costa barrancosa alcanza 45 metros de altitud, constituyéndose en una vista natural panorámica por excelencia, que debe su nombre a los lobos marinos que abundaban en la zona hacia fines del siglo pasado. Es imprescindible llevar cámara fotográfica y largavistas.

En la ruta nacional 2, Kilómetro 386, al norte de la ciudad, se encuentra Aquasol, un complejo recreativo que tiene juegos acuáticos con toboganes, piscinas y solarium. La entrada permite el acceso a todos los juegos y vestuarios, pudiéndose llevar viandas, pero no hacer fuego.

En Urquiza, entre Rodríguez Peña y Primera Junta, está la denominada Casa de Los Troncos, construida en 1938 y que pertenece a la familia Cornejo Saravia.El interior de la vivienda está construido por troncos de lapacho y quebracho, traídos en tren de Salta. La casa da nombre a uno de los barrios más pintorescos de la ciudad, el barrio Los Troncos, con chalés que provocan la admiración de marplatenses y turistas. La Casa de los Troncos no puede ser visitada porque es una propiedad privada.

En el paseo Jesús de Gallíndez se encuentra el Torreón del Monje, inaugurado en 1904, en un lugar preferido por los primeros turistas de este siglo. La estructura que ha sufrido numerosas modificaciones, cuenta con una confitería, restaurante y un salón de exposiciones.

Una de las visitas obligadas, especialmente para los niños, es Mar del Plata Aquárium, ubicado en avenida Martínez de Hoz 5600 (al lado del faro Punta Mogotes). En 10 hectáreas hay un estadio para espectáculos con delfines y lobos marinos, acuario, laguna, alquiler de cochecitos para los más chicos, patio de comidas y diversos comercios.

La calle Alem es el corazón de un coqueto barrio residencial. En las últimas temporadas, esta calle, ubicadas a pocas cuadras de Playa Grande, se ha constituido en un paseo comercial interesante. Sus restaurantes, confiterías, pubs, discotecas y galerías comerciales figuran entre los preferidos de los jóvenes.

El puerto de Mar del Plata está protegido por las escolleras Norte y Sur. Este puerto, que puede ser recorrido desde Buenos Aires y Juan B. Justo, fue inaugurado en 1923 y comprende también una zona militar, en la que se halla una base de submarinos, y un sector comercial- gastronómico, que abarca las dársenas de ultramar, de cabotaje y la banquina de pescadores, donde al atardecer vuelven las lanchas amarillas repletas de pescados. Esta es una de las mayores atracciones de la zona. En el barrio del puerto hay varios comercios, que en general están relacionados con la actividad portuaria y textil. También hay varios lugares para visitar, entre ellos la plazoleta Auditótium Italia, que posee un anfiteatro; la gruta de Lourdes y la Iglesia de la Sagrada Familia, donde las distintas colectividades del puerto tienen las imágenes de los santos que veneran.

La escollera Sur divide la playa Punta Mogotes y el puerto. Mide 2. 750. 60 metros y en su extremo está el monumento al Salvador. En el acceso a la escollera hay una reserva de lobos marinos, simpáticos animales que pueden ser observados desde muy cerca.

A siete Kilómetros de la ciudad, por la avenida Félix U. Camet (ruta 11), están las 136 hectáreas que forman el parque Camet.Una profusa arboleda ocupa 40 hectáreas de este pulmón verde en cuyos claros se alternan canchas de distintas disciplinas deportivas, como fútbol, rugby, hockey y polo, y las instalaciones del club Hípico y un picadero para las actividades de destreza criolla. El paseo se completa con fogones, confiterías, servicios sanitarios, juegos infantiles y otros entretenimientos.

EL bosque Peralta Ramos está formado por 400 hectáreas que en su momento pertenecieron a la estancia de Patricio Peralta Ramos, fundador de Mar del Plata. Se encuentra en la avenida Bravo, entre Cervantes Saavedra y Vergara. En el lugar hay un barrio residencial cuyos vecinos han conservado la hermosa forestación existente, contándose además con casas de té y canchas de tenis y paddle. Es una de las citas obligadas para quienes no se conforman con conocer solo las playas de la ciudad.

La Rotonda del Golf se encuentra en Boulevard Marítimo Peralta Ramos y Martínez de Hoz. Desde allí se tiene una vista panorámica extraordinaria. En el centro de la rotonda hay un busto en homenaje a la memoria del doctor Pedro Olegario Luro. Desde este sector se puede observar con claridad el faro de Punta Mogotes, el puerto, las escolleras Norte y Sur, los barrios El Puerto, Punta Mogotes, Colina Peralta Ramos y el bosque Peralta Ramos.

La Avenida Constitución, ubicada en la zona norte de la ciudad, se conoce como la calle del ruido nocturno, porque allí hay infinidad de confiterías, pubs, lugares donde se puede comer y boliches bailables. En el centro de la avenida hay canteros con flores y farolas ornamentales, que embellecen el paseo. En su intersección con avenida Félix Camet, se levanta el monumento a las alas de la Patria, en homenaje a la Fuerza Aérea. Por las noches, Constitución muestra un espectáculo incomparable de luces y música.

Sierra de los Padres pertenecen al sistema Tandilla y poseen una altura media de 150 metros sobre el nivel del mar. Están salpicadas por una particular forestación. Un atractivo de dicho sitio es la gruta de Nuestra Señora de Luján de la Sierra, también conocida como del Amor o de Los Pañuelos. Se puede llegar por la línea marplatense de colectivos 717.

Estación Chapadmalal es un paraje, al sur de Mar del Plata, en pleno corazón de la zona de canteras y al que se llega por la ruta 88. Allí se pueden visitar la estación de ferrocarril, una verdadera reliquia histórica, y un almacén de principios de siglo. Junto a la costa, se encuentra el complejo turístico construido en 1953, donde hay nueve hoteles y chalés destinados al Presidente y otros funcionarios.

Granja La Piedra está ubicada a 12 Kilómetros de Mar del Plata, en la zona de las canteras sobre la ruta 88. En el lugar se crían varios animales, entre ellos cabras y ovejas, y se elaboran quesos artesanales. También hay huertas orgánicas, de verduras y aromáticas. La casa fue construida con piedra extraída de la zona. Allí se pueden degustar panecillos, quesos y pastas.

En ruta 88, a unos 12 Kilómetros al suroeste de Mar del Plata, se pueden ver las canteras de Batán, a las que se ingresa por un camino que sale a la izquierda. Allí se extrae cuarcita o piedra Mar del Plata, utilizada en la ornamentación de muchos frentes de casas de la ciudad. En la zona también están las canteras Los Curros y Dazeo y se pueden observar las cavas o pozos característicos de la fabricación de ladrillos.

En esta ciudad hay gran cantidad de comercios, distribuidos en varios lugares. En la zona de Alem hay locales en los que se vende gran variedad de productos de marca. En la avenida Juan B. Justo se concentra la mayoría de las fábricas de pulóveres que venden al público. Pero el tradicional paseo de compras es la peatonal San Martín, Rivadavia y otras calles del centro.Allí, a los negocios que venden desde ropa hasta alfajores, se suman los principales cines, teatros, bares, heladerías, confiterías, restaurantes, locutorios y galerías. Muchos bancos, en cambio, están sobre las avenidas Independencia y Pedro Luro.

En Mar del Plata hay 739 hoteles, de los cuales 93 son gremiales y que ofrecen, entre otros servicios, cochera, restaurante, cafetería, salas de reuniones, piscina, balnearios propios, música funcional, aire acondicionado, fax, cambio de divisas, caja de seguridad y cancha de paddle. También hay hospedajes y hosterías que tienen instalaciones más modestas y familiares.

La oferta en el ramo gastronómico convierte a Mar del Plata en uno de los principales ciudades del país, en lo que hace al buen comer. La cocina criolla, española, italiana, alemana, israelita y de otras nacionalidades, vegetariana y marinera, además de una amplia oferta de pizzerías, cafeterías, casas de té y pubs, satisfacen a los más exigentes.

Categorías: Guía de Argentina | Playas de Argentina